Noticias - La Diócesis de Salamanca retoma las obras de la basílica de Santa Teresa un siglo después


La Diócesis de Salamanca retoma las obras de la basílica de Santa Teresa un siglo después
Las instituciones salmantinas trabajan para convertir Alba de Tormes en un centro teresiano mundial
FRANCISCO GÓMEZ -Norte de Castilla- 22.09.07

La Diócesis de Salamanca comenzará el próximo mes las obras de finalización de la Basílica de Santa Teresa de Jesús en Alba de Tormes. Así lo anunció ayer el vicario general, Florentino Gutiérrez, que avanzó que el proyecto precisa una inversión superior a los 4 millones de euros. Ya se dispone del primer millón de euros para las primeras tareas y cuando se finalice esta primera fase, el Obispado iniciará una campaña de «sensibilización social» con el objetivo de recaudar fondos para completar el templo.Las obras de la Basílica de Santa Teresa de Jesús en la villa ducal comenzaron oficialmente el 1 de mayo de 1898. Entonces impulsó el proyecto el obispo Tomás Cámara, que consiguió movilizar a la sociedad salmantina con una carta pastoral titulada 'Santa Teresa nos pide un basílica'.Según recordó ayer el vicario general de la Diócesis salmantina, a pesar de que en aquel momento las obras contaban con una financiación que cubría prácticamente el presupuesto del templo diseñado por el arquitecto Repullés y Vargas, las dificultades del terreno, situado junto al río Tormes, multiplicaron los gastos de cimentación limitando el desarrollo futuro de la obra. Durante la II República, en el año 1933, las obras se interrumpen de forma definitiva para el grandioso proyecto de Repullés, una obra de traza neogótica con más de 3.100 metros cuadrados de extensión, naves de once metros de altura y numerosas capillas.Con la conmemoración de cuarto centenario de la muerte de Santa Teresa de Jesús en Alba de Tormes, la Diócesis comienza a trabajar en la posibilidad de finalizar el templo con un nuevo proyecto arquitectónico que limite los costes que supondría aplicar los planos originales.Se recurre entonces a un nuevo proyecto, del arquitecto Pérez Rodríguez Navas, que garantiza la finalización del templo «con toda la dignidad», según explicó ayer Florentino Gutiérrez, que señaló que «es cierto que nos pueden decir que ya no vamos a llevar a cabo el proyecto original que, aunque era magnífico, era de otro tiempo, la iglesia de hoy tiene que ser una iglesia de los pobres, menos ampulosa».Un largo proceso que fraguó definitivamente en la firma el jueves del contrato con la empresa constructora que iniciará en octubre las obras para cubrir todo el ábside y el presbiterio de la iglesia hasta el crucero. El plazo de ejecución de estos trabajos es de diez meses. Centro TeresianoLa puesta en marcha de las obras coincide con un proyecto interinstitucional que pretende convertir a Alba de Tormes en un centro mundial de peregrinación teresiana. Para ello, el Ayuntamiento de la localidad trabaja con la orden carmelita para la construcción de un «centro de espiritualidad» que acoja a los peregrinos que lleguen a la villa que alberga el sepulcro de Santa Teresa, además de los relicarios con su brazo y su corazón incorruptos.Otra de las propuestas destacadas en este ámbito es la presentación de un proyecto a la Obra Romana de Peregrinaciones del Vaticano, para que Salamanca pueda convertirse en uno de los puntos de parada de los vuelos religiosos que programa la Santa Sede a través de su agencia Quo Vadis.El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, ya ha anunciado su intención de incluir este punto en el primer encuentro de la comisión administrativa de impulso del aeropuerto de Matacán, que se celebrará próximamente con representantes de la Junta y de los empresarios.