Noticias: El presbiterio de la Basílica de Santa Teresa acogerá actos litúrgicos

La actual fase de las obras ha permitido cerrar mil metros cuadrados del templo que se podrán utilizar para celebraciones religiosas. La inversión supera el millón de euros.

La Gaceta de Salamanca - 8 de enero de 2010

La Basílica de Santa Teresa podrá acoger, a lo largo de este año, "en la zona cubierta del ábside y el presbiterio" actos litúrgicos, según señaló Jesús Terradillos, responsable de Patrimonio de la Diócesis. El espacio, en la actualidad sigue en la última fase de su obra, supone aproximadamente el 30% de los más de 3.000 metros cuadrados con los que cuenta el templo, que es de planta latina. La inversión realizada hasta el momento, aunque no están cerradas las cifras, supone cerca de 1,1 millón de euros.

La inversión en zona del ábside y del presbiterio de la Basílica, que ha permitido dotar a estos espacios emblemáticos del templo con tejado y un bello artesonado de madera, han sido la obra más importante según la inversión económica realizada en el templo desde que, en 1920, se dejasen los fustes de las columnas de esas zonas en varios niveles, que se han ido recreciendo a lo largo de varias décadas de pequeñas obras. Las actuales dimensiones de la zona que se empezará a usar para actos religiosos del templo incluyen un recrecido de los paramentos para dotarlos de un nivel único desde el que se ha ejecutado el actual tejado. No obstante se ha colocado un elemento separado (una losa de hormigón) que permite contemplar la altura a la que se llegó con los fustes de estas columnas, que se diseñaron en el siglo XIX para sustentar las bóvedas pensadas para culminar, tanto el ábside como el deambulatorio.

Los actuales responsables del proyecto que se está ejecutando, los arquitectos Ricardo Pérez Rodríguez-Navas y Ricardo Pérez Santa Cecilia, han diseñado un cerramiento provisional del templo que se alza hasta 19 metros de altura con una pared de pladur y protección exterior de plancha metálica, que podría reutilizarse en caso de lograse el millón de euros en los que se ha estimado el futuro cerramiento del crucero.

PROBLEMÁTICA
       La finalización de la obra está pendiente de lograr una inversión de tres millones de euros      


La finalización del cerramiento de la Basílica está pendiente de lograr una inversión de 3 millones de euros, de los que, uno de ellos, deberá destinarse al cerramiento del crucero, que se encuentra anexo a la zona que ya se ha cubierto. Para la cubierta de la nave central el proyecto actual propone "una bóveda formada por arcos de madera laminada sobre la que irán una formas metálicas que sujetarán la cubrición de teja sobre tablero. Los cuerpos que en el proyecto original formaban las torres de la Basílica llevarán una cubierta plana. Igualmente, el atrio de entrada y sus torres laterales tendrán una cubierta plana que cubrirá también la portada de acceso con forma abocinada. El resto de los cuerpos se cubrirá con teja sobre formas metálicas". El Obispado continúa trabajando en la búsqueda de fondos para poder seguir ejecutando la obra. Asimismo se admiten donaciones para la misma.