La Basílica de Alba estrenará una vidriera gracias a una donación

La Gaceta de Salamanca, 25 de enero de 2011 - Eñe
Una casa nobiliaria vinculada con la villa ha realizado el obsequio.Se colocará en febrero.
La Basílica de Santa Teresa en Alba de Tormes estrenará a finales del mes de febrero una gran vidriera sobre Pentecostés que ha sido donada por una casa nobiliaria vinculada con la villa ducal y que ha querido permanecer en el más estricto anonimato.El trabajo artístico, valorado en 6.000 euros, y que se está ejecutando en un taller especializado en vidrieras de Madrid, supondrá la colocación de una pieza de gran tamaño en la zona más alta del presbiterio cerrado del templo. Según señaló el maestro vidriero Omar Pablo Ruiz que está realizando el encargo artístico, "se trata de cuatro piezas que compondrán un trabajo final de cuatro metros de largo por dos de ancho y que llevará cerca de tres meses de trabajo de taller previos a la colocación en el templo".

La gran vidriera será la primera de las ocho con las que se ha previsto dotar a la primera zona cubierta del templo, el presbiterio, que luce una cúpula recubierta en su interior de madera. La obra de arte, que no será visible desde el exterior, se está realizando siguiendo los cánones clásicos y se ha concebido desde su diseño “como el elemento principal de la zona alta de la Basílica. Las que se coloquen con posterioridad la acompañarán en su temática”, han señalado desde la Diócesis salmantina que también valora la posibilidad de colocar la vidriera correspondiente a la puerta de acceso principal al templo recién acabada.

A 16 metros de altura
La colocación de la vidriera requerirá la instalación de una grúa en el interior del templo puesto que, su emplazamiento definitivo será a 16 metros de altura. Para protegerla, al igual que se ha hecho con las vidrieras neoclásicas de las capillas laterales del templo tras su restauración, se colocará un vidrio de seguridad. La técnica que se está empleando en la ejecución de la vidriera sigue los cánones clásicos. Para determinar el contenido final de la misma, el artista sometió sus diseños a una comisión de expertos que dió el visto bueno al escogido. La línea del trabajo artístico se enmarca dentro del que siguen los ventanales neoclásicos que ya luce el templo. La actual fase de las obras de cerramiento de la Basílica están a punto de llegar a su finalización aunque se siguen recogiendo donaciones para nuevas intervenciones.